Atención de lunes a viernes de 10:00 a 15:00h. 962 04 51 45

¿Cómo revestir la piscina?

El revestimiento de nuestra piscina es una decisión importante a tomar dado que va a marcar aspectos tan importantes como la durabilidad o la apariencia de nuestra piscina.

Si analizamos los diversos materiales con los que nos encontramos en el mercado tratando de cubrir dicha necesidad, es decir, revestir una piscina de hormigón, tenemos opciones como el poliester, el vinilo, la piedra o el porcelánico. Sin embargo, a pesar de la gran variedad de materiales, hay uno que predomina y se ha instaurado por méritos propios en el revestimiento de la piscina. Este material es conocido como "gresite", también denominado mosaico de vidrio. Entre los principales valores o argumentos que lo han convertido en una de las mejores soluciones para el recubrimiento de la piscina son:

Resistencia/durabilidad.

Si comparamos el gresite frente a otros materiales alternativos, nos encontramos que el gresite dispone de una gran resistencia a ataques físicos y químicos notorios, que no son otros que las condiciones de una piscina al exterior cuyo mantenimiento requiere de químicos. Además, si la piscina está en el exterior no debes preocuparte por el sol ya que los colores permanecen inalterables por los rayos solares.

Así, podemos decir que la piscina de hormigón revestida con gresite es una de las soluciones más duraderas del mercado (siempre que haya sido instalado por un profesional cualificado y haya utilizado los materiales impermeabilizantes y de pegado adecuados).

Apariencia:

Tradicionalmente lo podíamos encontrar en colores básicos o ligeramente destonificados, y aun todavía hoy se continúan utilizando mucho en piscinas públicas y colectivas, especialmente por su buena relación calidad-precio. Sin embargo, hoy en día se encuentra una gran variedad de acabados que van desde mezclas de fichas de colores a multitud de formatos, acabados mates y brillos, antideslizantes, iridiscentes, luminiscentes e incluso la impresión fotográfica o digital dando paso a poder reproducir prácticamente cualquier imagen en tu piscina.

Todo ello fabricado con vidrio reciclado y un sistema de fabricación totalmente respetuoso con el medio ambiente convierten al gresite en una solución idónea para tu piscina.