Atención de lunes a viernes de 10:00 a 15:00h. 962 04 51 45

Lavabos suspendidos. Ventajas e inconvenientes    

Tradicionalmente, al escuchar la palabra “lavabo” nos ha venido a la mente el típico lavabo con pedestal que solía ser blanco pero que también los había de colores cremas, verdes, azules o hasta negros. Afortunadamente, a día de hoy el lavabo tradicional ha evolucionado y ante la elección de un lavabo para nuestro baño disponemos de multitud de opciones y modelos. Uno de los más populares y al que vamos a destinar el Blog de hoy es el lavabo suspendido, el cual tiene sus ventajas e inconvenientes que vamos a analizar a continuación.

Entre las principales ventajas del lavabo suspendido destacaría la estética, la facilidad de limpieza y que no resta espacio al resto del baño. El principal inconveniente seria el que no dispone de almacenaje.

¿Dónde recomendamos los lavabos suspendidos?

Los lavabos suspendidos se utilizan en baños de servicio o pequeños, donde no es necesario el almacenaje ya que se utilizan puntualmente. También son muy utilizados los lavabos suspendidos en baños de restaurantes, gimnasios y otros proyectos públicos.

El material o acabado más utilizado en esta tipología de lavabos es la porcelana.

En nuestra sección de lavabos de porcelana podrás encontrar que muchos de ellos pueden instalarse suspendidos.